Sueño Chino genera más oportunidades comerciales para América Latina

December 18, 2015
Spanish.xinhuanet.com

1

MEXICO, 30 oct (Xinhua) — Aunque distantes el uno del otro en términos de geografía, el empresario brasileño Luis Neto y el experto chino en tecnología, Wang Tao, tienen un sueño en común: promover los drones de uso civil de fabricación china de Da-Jiang Innovations (DJI), uno de los productos de alta tecnología que han aparecido en los últimos años.

Hace dos años, Neto, de 24 años, grabó un video con un dron de DJI durante una protesta en Sao Paulo. El video fue transmitido por la televisión local horas después y Neto recibió más de 1.000 correos electrónicos preguntándole dónde adquirir un dron.

Tras detectar una potencial oportunidad de negocios, Neto decidió convertirse en agente de ventas de DJI. Su negocio se expandió rápidamente, con ganancias de miles de dólares, a pesar de la desoladora economía brasileña.

“Tengo la esperanza de vender los drones de DJI en toda la región”, dijo Neto.

Del otro lado del planeta, Wang, fundador de DJI, transformó su compañía de reciente creación en una empresa multinacional con 3.000 empleados y clientes en más de 100 países en sólo nueve años.

Con el 70 por ciento del mercado mundial de venta de drones, Wang añadió nuevo brillo a la marca “Hecho en China”. Como un destacado personaje en la investigación y desarrollo civil de drones, Wang espera que la marca “Hecho en China” también pueda significar alta calidad y buen gusto.

“Ese es mi sueño”, dijo Wang.

Los vínculos entre Wang y Neto podrían constituir un episodio de lo que el presidente de China, Xi Jinping, ha apuntado que el Sueño Chino, un esfuerzo del pueblo chino para buscar una vida feliz, está estrechamente vinculado con los sueños de las personas de otros países.

UNA MEJOR VIDA EN CHINA, MAS OPORTUNIDADES PARA AMERICA LATINA

“Mi país y mi pueblo están trabajando arduamente para lograr el Sueño Chino de la gran revitalización de la nación china”, dijo Xi, sobre dos objetivos: primero, duplicar el Producto Interno Bruto (PIB) y el ingreso per cápita registrados en 2010 y terminar la construcción de una sociedad modestamente acomodada para 2020; y, en segundo lugar, convertir a China en un país socialista próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado y armonioso para mediados de este siglo.

Para lograr ese sueño, el desarrollo económico y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas tienen que ir de la mano. El éxito de la política de reforma y apertura de China demuestra que mejorar la calidad de vida de las personas no sólo es una responsabilidad del gobierno, sino también un poderoso motor para impulsar el consumo y la reestructuración de la economía.

Este proceso también ofrecerá nuevas oportunidades para que el pueblo latinoamericano realice sus sueños y será una fuerza impulsora para ello.

Como el segundo mayor socio comercial de la región, la transformación económica y la creciente demanda nacional de China beneficiarán a los países de la región, indicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su más reciente informe.

En Beijing, Zhang Meng, una cajera de banco de 26 años, come aguacate todos los días. Le gustan sobre todo los zumos de yogurt y aguacate y dice que “son buenísimos”.

Aunque la mayoría de los chinos todavía no están familiarizados con este producto latinoamericano, sí se está volviendo cada vez más popular. De acuerdo con estadísticas de la Administración General de Aduanas de China, el país asiático importó apenas 31.800 kilogramos de aguacate en 2011, pero en 2014, la cifra ascendió a cerca de 4,07 millones de kilogramos.

La actual estrategia de desarrollo de China busca transformar el motor del crecimiento desde la inversión y las exportaciones hasta el consumo interno a través de incrementar el poder adquisitivo.

Esta transformación genera un mercado nuevo y enorme no sólo para los aguacates de México, sino también para varios productos famosos de América Latina como la fruta de Chile y la carne de res y el vino de Argentina.

China seguirá promoviendo una urbanización rápida como parte de su nuevo modelo económico, con el objetivo de incrementar la población urbana de 54 a 60 por ciento de la población nacional total para 2020.

La CEPAL estima que las importaciones de alimentos de China aumentarán más del doble para 2020 y considera que las ventajas de vastos recursos naturales y compañías agrícolas competitivas serán de gran de utilidad a esta región para convertirse en un importante proveedor de alimentos nutritivos, seguros y de alta calidad para China.

La abundancia de oportunidades para el desarrollo del comercio bilateral no sólo contribuye a incrementar y diversificar las exportaciones hacia China, sino que también alienta a las compañías translatinoamericanas a invertir, a aprovechar sus conocimientos y experiencia en la industria alimentaria para abastecer a los mercados locales y a utilizar a China como una plataforma de expansión hacia el resto de Asia, señaló la CEPAL.

 

No comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>